Comenzamos una nueva andadura 6º A

Comenzamos una nueva andadura 6º A
" NO OS ENTRETENGÁIS, APROVECHAD VUESTRA PRIMERA EDAD; SOIS LA LEVADURA QUE LEVANTARÁ LUEGO LA MASA; LA QUE LUEGO SE CONVERTIRÁ EN EL PAN CRUJIENTE Y NECESARIO EN LA MESA DIARIA DE VUESTRAS VIDAS." ENRIQUE VEGA GÁLVEZ

domingo, 21 de octubre de 2012

UN BROTE DE VIDA: MI LAUREL

Aprovechando que habéis estado estudiando la vida de las plantas, os presento a mi laurel. Hace sólo unas semanas planté unas ramas desnudas y...mirad lo que ha ocurrido: han empezado a brotar tiernas hojas que van creciendo día a día. Me ha dado mucha alegría porque pensaba que no seguiría adelante, pero ahí está, luchando por la vida. ¿ Queréis saber más cosas sobre él ?


El laurel es un arbusto originario del área mediterránea, pero con los años puede convertirse en un árbol de 15 m de altura. Se plantan en muchos jardines y sus hojas son utilizadas como condimento en muchas comidas. Como producto medicinal ( infusión hecha con sus hojas) mejora las molestias del estómago y del riñón.
En Andalucía, su madera es aprovechada para hacer trabajos de taracea y marquetería.




     Según la mitología, el laurel es la transformación de la ninfa Dafne que al ser perseguida por Apolo fue salvada por su padre, el río Peneo, transformándola en Laurel; de ahí, Apolo cortó dos ramas y las trenzó elaborando unas coronas  que usan los victoriosos, generales y emperadores de la antigua Roma y que han llegado hasta nuestros días como símbolo de la victoria. Además, estas hojas fueron puestas en las cabezas de los Atletas Medallistas Olímpicos en los Juegos Olímpicos de Atenas de 2.004.








Por el horizonte confuso y doliente
venía la noche preñada de estrellas.
Yo, como el barbudo mago de los cuentos,
sabía el lenguaje de flores y piedras.

Aprendí secretos de melancolía,
dichos por cipreses, ortigas y yedras;
supe del ensueño por boca del nardo,
canté con los lirios canciones serenas.

En el bosque antiguo, lleno de negrura,
todos me mostraban sus almas cual eran:
el pinar, borracho de aroma y sonido;
los olivos viejos, cargados de ciencia;
los álamos muertos, nidales de hormigas;
el musgo, nevado de blancas violetas.

Todo hablaba dulce a mi corazón
temblando en los hilos de sonora seda
con que el agua envuelve las cosas paradas
como telaraña de armonía eterna.

Las rosas estaban soñando en la lira,
tejen las encinas oros de leyendas,
y entre la tristeza viril de los robles
dicen los enebros temores de aldea.

Yo comprendo toda la pasión del bosque:
ritmo de la hoja, ritmo de la estrella.
Mas decidme, ¡oh cedros!, si mi corazón
dormirá en los brazos de la luz perfecta.

Conozco la lira que presientes, rosa:
formé su cordaje con mi vida muerta.
¡Dime en qué remanso podré abandonarla
como se abandonan las pasiones viejas!

¡Conozco el misterio que cantas, ciprés;
soy hermano tuyo en noche y en pena;
tenemos la entraña cuajada de nidos,
tú de ruiseñores y yo de tristezas!

¡Conozco tu encanto sin fin, padre olivo,
al darnos la sangre que extraes de la Tierra,
como tú, yo extraigo con mi sentimiento
el óleo bendito que tiene la idea!

Todos me abrumáis con vuestras canciones;
yo sólo os pregunto por la mía incierta;
ninguno queréis sofocar las ansias
de este fuego casto que el pecho me quema.

¡Oh laurel divino, de alma inaccesible,
siempre silencioso, lleno de nobleza!
¡Vierte en mis oídos tu historia divina,
tu sabiduría profunda y sincera!

¡Árbol que produces frutos de silencio,
maestro de besos y mago de orquestas,
formado del cuerpo rosado de Dafne
con savia potente de Apolo en tus venas!

¡Oh gran sacerdote del saber antiguo!
¡Oh mudo solemne cerrado a las quejas!
Todos tus hermanos del bosque me hablan;
¡sólo tú, severo, mi canción desprecias!

Acaso, ¡oh maestro del ritmo!, medites
lo inútil del triste llorar del poeta.
Acaso tus hojas, manchadas de luna,
pierdan la ilusión de la primavera.

La dulzura tenue del anochecer,
cual negro rocío, tapizó la senda,
teniendo de inmenso dosel a la noche,
que venía grave, preñada de estrellas. 

                  Federico García Lorca



Y por último 3 actividades:

1ª Busca  todos los nombres de plantas que hay en el texto y anótalas en tu libreta.

2ª Investigamos: ¿ Quién era Dafne ?

3ª Pregunta en casa á qué guisos se le añade unas hojas de laurel.

9 comentarios:

  1. Hola, seño soy Lucía Espinosa y te queria preguntar una cosa sobre estas actividades:¿Se copia el poema?
    Otra cosa me he metido en las focas y hay un montón en la orilla,saltando las olas.
    Ahora voy ha empezar ha hacer los deveres.
    Besitos,Lucía E.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Lucía!El poema no se copia,se lee y tienes que anotar los nombres de arboles , flores... que aparecen en él.
    Me alegro que por fin hayas podido ver un montón de focas.Yo hoy no he podido verlas.Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola,seño que bonito jajajajjajjaja

      Eliminar
  3. Hola, seño habia un monton de focas le tengo hecha una foto, creo que eran 3 o 4.
    otra cosa seño, no me acuerdo de dividdir por dos cifras aunque mi madre y mi padre me lo expliquen no lo he terminado de pillar.
    Mañana lo voy ha llevar todo menos las divisiones de dos cifras que no las termino de pillar.
    Un beso y buenas noches de parte de:
    Lucía Espinosa García

    ResponderEliminar
  4. Ya me enseñarás la foto. Por las divisiones, no te preocupes que mañana seguro que las acabas de entender. Buenas noches, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Hola ,seño soy Teresa.Me han gustado las activiades y el poema .Y ahora are mates bueno dios.

    ResponderEliminar
  6. Seño quiero decir adios.
    Soy Teresa.

    ResponderEliminar
  7. Celia:seño una foca parecia que bailaba la macarena...
    ja ja ja ja que graciosa :) :D ;)

    ResponderEliminar
  8. Seño mi mi abuela tiene unas flores iguales Beatriz

    ResponderEliminar